En inicio de 2017 ha sido fatídico para Regina Turdulorum. Los saqueos que denunciamos en marzo no fueron aislados. En enero el yacimiento fue expoliado salvajemente sin que el asunto trascendiera a la opinión pública. A algún lumbreras se le ha ocurrido colocar un cartel con intenciones disuasorias en el yacimiento, en el que se habla de los expolios y sus consecuencias.

El patrimonio no se defiende con cartelitos y de nada sirve la concienciación para parar a unos delincuentes que se siguen cebando con Regina. El contenido del cartel mejor lo valoramos otro día... Muy lamentable todo. #ReginaViva