- Material: barro cocido

- Procedencia: Recuperada del pozo del edificio religioso

- Es uno de los múltiples recipientes que se recuperaron de este efidicio que pudo cambiar de funcionalidad con el paso del tiempo

Es uno de los mucho recipientes que se recuperaron en un pozo durante las excavaciones llevadas a cabo por el taller de empleo "Sumus Turdulorum". Presumiblemente cayeron al pozo cuando se intentaba sacar agua. Este cántaro apareció fragmentado e incompleto.

Pese a que algunos delos recipientes se recuperaron en un excelente estado de conservación, permanencen olvidados en un almacén.