Regina sigue siendo brutalmente saqueada. Es la triste realidad de un yacimiento romano con un tremendo potencial en el que se invierte tarde, mal y poco. Es muy triste pasear por lo que en tiempos fue el centro de la ciudad y encontrarse con decenas de agujeros realizados días atrás por delincuentes que roban a la sociedad su historia y a Casas de Reina su patrimonio, que al fin y al cabo es el de todos. Una situación que empieza lamentablemente a ser habitual y ante la que ya ni siquiera alzan la voz públicamente los responsables de la gestión del yacimiento.

Sin excavaciones a la vista y sin inversión en seguridad, los últimos expolios lamentablemente no serán más que un lametable episodio dentro de una funesta novela que irá acumulando entregas con similar argumento si nadie lo remedia. Son muchas las zonas del yacimiento que han sido profanadas. En algunas inciden los cazatesoros sin saber que ya habían sido “pasadas a cuchillo” por los detectores anteriormente. En el antiguo macellum de la ciudad, excavado a medias y con mucha menos tierra sobre el suelo romano, se pueden apreciar infinidad de agujeros de escasa profundidad. Es lo que tiene dejar las cosas sin terminar cuando se agotan los fondos... estos indeseables tienen más fácil perpetrar sus latrocinios.

Si no hay inversión, o si la que hay no se emplea de forma más o menos racional, no hay excavaciones y sin excavaciones, los restos de nuestro pasado seguirán a merced de quien por su cuenta y riesgo salta una valla para robar lo que es de todos. Un endurecimiento de las penas para todos los que trafican con este tipo de materiales no vendría tampoco mal como medida de disuasión. Está claro que con la concienciación social no es suficiente y mucho menos con el silencio, esta vez, de todos.

Expolios demasiado frecuentes

Sigue el expolio sistemático en la ciudad romana de Regina sin que nadie ponga medios para evitarlo. En la madrugada del lunes al martes, un número indeterminado de personas irrumpieron en el yacimiento realizando distintas perforaciones en las inmediaciones del foro, concretamente en la zona en la que realiza trabajos arqueológicos un taller de empleo y dónde los restos están más accesibles al haberse descendido varios estratos en el nivel de tierra. También se han encontrado agujeros en distintas partes del teatro.

El expolio sufrido por el yacimiento romano de Regina Turdulorum en la madrugada del lunes la martes es mucho mayor de lo esperado en un principio. Tras una somera revisión, se han detectado más de 50 agujeros que fueron realizados por 'cazatesoros' en busca de objetos metálicos. No sólo la zona del foro de la antigua urbe romana se ha visto afectada, los delincuentes se cebaron también con el teatro donde se han encontrado múltiples agujeros en la 'orchestra' y las 'basilicaes'. El edificio que ha salido peor parado es uno de los últimos que ha sido excavado en la zona del foro. Se ha perdido buena parte del pavimento original que había llegado en buen estado a nuestros días.

El alcalde de Casas de Reina, Agustín Castelló, ha denunciado la falta de vigilancia del yacimiento, que viene sufriendo expolios continuos en los últimos años, sin que la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura haga nada por evitarlo: “Se nos queda cara de tonto. Llevamos muchos años pidiendo que se aumente la seguridad. Sabemos que los tiempos no están para tener contratados vigilantes, empresas de seguridad y demás, pero es que aquí sencillamente, iluminando el recinto sería suficiente”. En relación a los objetos que se han podido llevar, el regidor caserreño hizo hincapié en el valor histórico de los mismo y en la información que hubieran podido aportar: “Los yacimientos se van datando en función de las monedas u otros objetos que se vayan encontrado. Nos van diciendo la época en la que se construyó o se colapsó un edificio. En este caso esa información ya la hemos perdido para siempre”.

La Consejería de Educación y Cultura de la Junta de Extremadura ha hecho oídos sordos hasta la fecha a las continuas reclamaciones realizadas desde el consistorio caserreño. Y es que no es la primera vez que los expoliadores campan a sus anchas por Regina. En los últimos años, se han detectado numerosas incursiones de 'cazatesoros' en la zona protegida y en la que está sin expropiar, llegándose incluso a perpetrar el robo de un capitel que formó parte del peristilo de la casa del foro. El patrimonio de Casas de Reina sigue indefenso a la espera de que las autoridades competentes y los responsables del yacimiento pongan los medios para evitar que se repitan sucesos como éstos.

  Expolios en Regina en 2015
  2008: Jean-Gérard Gorges y Germán Rodríguez Martín: “Un pressoir Antique creusé dans la roche à proximité de Regina   Díptico